Cuando estás en la cocina no piensas que con lo que cortas de las plantas se pueden volver a sembrar, obteniendo de nuevo otra plantita. Con los cortes de las raíces de matas como cilantro, perejil, cebollín se vuelven a sembrar y vas a seguir teniendo tu planta, para tus ricas comidas. Igualmente se hace con algunas frutas como las piñas, las siembras hasta en agua solo con su corona.

Con la mal que tratamos la naturaleza ella a pesar de todo nos sigue retribuyendo, nos sigue aportando sus dones para nuestro beneficio. Por eso podemos retribuir sembrando los alimentos que se pueda, como en este caso aprovechar las raíces que se reproducen. Busca información y aprovecha espacios, el pequeño sembradío te servirá como un jardín decorativo.¿Quieres saber más? Sigue leyendo. Acuérdate Compartir Esto Con Tu Familia, Amigos y Grupos.